X

Buscador de Anuncios, introduce Nombre o Teléfono de la Lumi: (mileroticos.com, sustitutas, NuevoLoquo, Slumi, SexoyRelax, tuscontactos)

Sorteo ESPECIAL de Navidad Forolumi. Participa GRATIS en los múltiples premios en metálico que repartimos entre nuestros foreros

Interesante carta de una prostituta a sus clientes

#1
Fuente
[Solo usuarios registrados pueden ver enlaces Cllick aquí para registrarte]


"Querido cliente,

Si piensas que alguna vez me he sentido atraída por ti, estás terriblemente equivocado. Nunca he deseado ir a trabajar, ni siquiera una vez. Lo único en mi mente era hacer dinero y rápido.

Que no se confunda con el dinero fácil; nunca fue fácil. Rápido, sí. Porque rápidamente aprendí los muchos trucos para conseguir que te corras pronto para poder sacarte de mí, o de debajo de mí, o de detrás de mí.

Y no, nunca me excitaste durante el acto. Era una gran actriz. Durante años he tenido la oportunidad de practicar gratis. De hecho, entra en la categoría de multitarea. Porque mientras tú te tumbabas ahí, mi cabeza estaba siempre en otra parte. En algún sitio donde no tuviese que enfrentarme contigo acabando con mi respeto hacia mí misma, ni pasar 10 segundos pensando en lo que ocurría, o mirándote a los ojos.

Si pensabas que me estabas haciendo un favor por pagarme por 30 minutos o una hora, te equivocas. Preferiría que hubieses salido y entrado tan rápido como pudieses. Cuando pensabas que eras mi príncipe azul, preguntándome qué hacía una chica como yo en un sitio como ese, perdías tu halo cuando pasabas a pedirme que me tumbase y centrabas todos tus esfuerzos en sentir mi cuerpo todo lo que pudieses con tus manos. De hecho, hubiese preferido si te hubieses tumbado de espaldas y me hubieses dejado hacer mi trabajo.

Cuando pensabas que podías estimular tu masculinidad llevándome al clímax, debes saber que lo fingía. Podría haber ganado una medalla de oro por fingir. Fingía tanto, que la recepcionista casi se caía de la silla riéndose. ¿Qué esperabas? Eras el número tres, o el cinco, o el ocho de ese día.

¿De verdad pensabas que era capaz de excitarme mental o físicamente haciendo el amor con hombres que no elegía? Nunca. Mis genitales ardían. Del lubricante y los condones. Estaba cansada. Tan cansada que a menudo tenía que tener cuidado de no cerrar mis ojos por miedo a quedarme dormida mientras mis gemidos seguían con el piloto automático.

Si pensabas que pagabas por lealtad o charlar un rato, debes volver a pensar en ello. No me interesaban tus excusas. Me daba igual que tu mujer tuviese dolores pélvicos, o que tú no pudieses salir adelante sin sexo. O cuando ofrecías cualquier otra patética excusa para comprar sexo.

Cuando pensabas que te entendía y que sentía simpatía hacia ti, era todo mentira. No sentía nada hacia ti excepto desprecio, y al mismo tiempo destruías algo dentro de mí. Plantabas las semillas de la duda. Duda de si todos los hombres eran tan cínicos e infieles como tú.

Cuando alababas mi apariencia, mi cuerpo o mis habilidades sexuales, era como si hubieses vomitado encima de mí. No veías a la persona bajo la máscara. Solo veías lo que confirmaba tu ilusión de una mujer sucia con un deseo sexual imparable.
De hecho, nunca decías lo que pensabas que yo quería oír. En su lugar, decías lo que necesitabas oír. Lo decías porque era necesario para preservar la ilusión, y evitaba que tuvieses que pensar cómo había terminado donde estaba a los 20 años. Básicamente, te daba igual. Porque solo tenías un objetivo, y era mostrar tu poder pagándome para utilizar mi cuerpo como te apeteciese.

Cuando una gota de sangre aparecía en el condón, no era porque me hubiese bajado el período. Era porque mi cuerpo era una máquina que no podía ser interrumpida por el ciclo menstrual, así que metía una esponja en mi vagina cuando menstruaba. Para ser capaz de continuar entre las sábanas.

Y no, no me iba a casa después de que hubieses terminado. Seguía trabajando, diciéndole al siguiente cliente la misma historia que habías oído. Estabas tan consumido por tu propia lujuria que un poco de sangre menstrual no te paraba.
Cuando venías con objetos, lencería, disfraces o juguetes y querías juego de roles erótico, mi máquina interior tomaba el control. Me dabais asco tú y tus a veces enfermizas fantasías. Lo mismo vale para esas veces que sonreías y decías que parecía que tenía 17 años. No ayudaba que tuvieses 50, 60, 70 o más.

Cuando regularmente violabas mis límites besándome o metiendo los dedos dentro de mí, o quitándote el condón, sabías perfectamente que iba contra las reglas. Estabas poniendo a prueba mi habilidad para decir que no. Y lo disfrutabas.
A veces no me quejaba lo suficiente, o simplemente lo ignoraba. Y lo utilizabas de manera perversa para mostrar cuánto poder tenías y cómo podías traspasar mis límites.

Cuando finalmente te regañaba, y dejaba claro que no te iba a volver a tener como cliente si no respetabas las reglas, me insultabas a mí y mi papel como prostituta. Eras condescendiente, amenazador y maleducado.

Cuando compras sexo, eso dice mucho sobre ti, de tu humanidad y tu sexualidad. Para mí, es un signo de tu debilidad, incluso cuando lo confundes con una especie de enfermiza clase de poder y estatus.

Crees que tienes derecho. Quiero decir que las prostitutas están ahí de todas formas, ¿no? Pero solo son prostitutas porque hombres como tú se interponen en el camino para una relación saludable y respetuosa entre hombres y mujeres.
Las prostitutas solo existen porque hombres como tú sienten que tienen el derecho de satisfacer sus necesidades sexuales usando los orificios del cuerpo de otras personas.

Las prostitutas existen porque tú y la gente como tú sienten que su sexualidad requiere acceso al sexo siempre que les apetece.

Las prostitutas existen porque eres un misógino, y porque te preocupan más tus propias necesidades sexuales que en las relaciones en las que tu sexualidad podría florecer de verdad.

Cuando compras sexo, revelas que no has encontrado el corazón de tu sexualidad. Me das pena, de verdad. Eres tan mediocre que piensas que el sexo consiste en eyacular en la vagina de una extraña.

Y si no hay ninguna a mano, no tienes que ir más lejos que a la esquina de tu calle, donde puedes pagar a una mujer desconocida para ser capaz de vaciarte en una goma mientras estás dentro de ella.

Qué hombre frustrado y lastimosos debes ser. Un hombre incapaz de crear relaciones profundas e íntimas, en las cuales la conexión sea más íntima que tu eyaculación.

Un hombre que expresa sus sentimientos a través de sus clímax, que no tiene la habilidad de verbalizarlos, sino que prefiere canalizarlos a través de sus genitales para librarse de ellos. Qué masculinidad débil. Un hombre verdaderamente masculino nunca se degradaría pagando por sexo.

En lo que concierne a tu humanidad, creo en la gente de bien, incluido tú. Sé que dentro tienes una conciencia. Que te has preguntado en silencio si lo que hacías era ética y moralmente justificable. También sé que defiendes tus acciones y probablemente piensas que me has tratado bien, que fuiste amable, nunca malvado y que no violaste mis límites.

Pero ¿sabes qué? Se llama evadir tu responsabilidad. No estás enfrentándote a la realidad. Te engañas pensando que la gente a la que compras no han sido compradas. No han sido forzadas a prostituirse.

Quizá pienses que me hiciste un favor y me diste un respiro hablándome del tiempo, o me diste un pequeño masaje antes de penetrarme. No me hiciste ningún favor. Todo lo que hiciste fue confirmar que no merecía más. Que era una máquina cuya función primaria era dejar a los otros aprovecharse de mi sexualidad.

Tengo muchas experiencias en la prostitución. Me han permitido que te escriba esta carta. Pero es una carta que preferiría no haber escrito. Ojalá hubiese podido evitar estas experiencias.

Tú, por supuesto, te consideras como uno de los clientes buenos. Pero no hay clientes buenos. Solo aquellos que confirman la visión negativa de las mujeres sobre sí mismas.

Sinceramente,
Tanja Rahm"





¿Qué opináis compañeros?
Moderador Madrid
2 usuarios dan las gracias a Diego69 por este mensaje:
  • Penetrator, rmf35

#2
Ese artículo le leí hace tiempo y me pareció absolutamente el relato de una mujer despechada, que opinen los prestentes

#3
No se si será verídico, pero derrama por todos los lados odio. Aparte de considerar a todos la misma basura y calaña, cuando ninguna persona es igual y menos aun mejor o peor por hacer o no hacer ciertas cosas.
Saludos:Juan

#4
Pues la verdad es q esa carta a mi me parece insultante, mas q nada porque yo justamente soy lo opuesto del cliente que dice la tia esta.

La verdad es que esta carta se merece una replica, que haré cuando tenga un poco de tiempo (cosa que no me sobra ultimamente xD)
nuevoloquo nuevoloquo


#5
Dice muchísimas cosas con las que estoy de acuerdo, vale, las puedo entender, este mundo es un asco y puedo entender que mire mal al hombre que paga por sexo por que un hombre de verdad no necesita hacerlo, pero su actitud me parece bastante lamentable, una mujer muy quemada del mundillo con una opinión super negativa y si dicha idea sobre sus clientes, los cuales le dan de comer, la tiene ya de entrada ¿qué clase de servicio de mierda te va a dar? ¿qué clase de buena profesional dice que es? mas vale que dejase este mundo que tanto le quema y se dedicase a otra cosa por que será una profesional malísima con ese piloto automático que dice que tiene cuando trabaja, pero claro, es mejor ejercer por el dinero y despreciar a quien te da de comer, una actitud muy buena claro que si, hay que pensar así para llegar lejos en los negocios.
 
¿Nunca se ha sentido atraída por ningún cliente? ¿Por ninguno nunca jamás? Esto se deberá a los tremendos prejuicios respecto a los hombres que tendría incluso antes de la cita. Muchos hombres son maravillosos y acuden a estos servicios, muy atractivos y caballerosos. También hay hombres en el extremo opuesto, cerdos y asquerosos, pero no metas a todos en el mismo saco fruto de tus prejuicios pues hay hombres atractivos que hasta les deberías dar las gracias por acostarse contigo ya que muchas lumis no son que digamos la mar de guapas y atractivas como para que encima digas que te dan asco.
 
Lógicamente es un trabajo desagradable, cierto será que a ninguna chica le gusta ir a trabajar de esto y está claro que no es dinero fácil.
 
Que son buenas actrices y finjan, eso está claro, ahí no miente.
 
Desprecia a sus buenos clientes, incluso los que las tratan bien o los que charlan con ellas, no les interesa lo que sus clientes le cuenten, nada. Conozco gente así y muy normales no me parecen. Podría entender que si un cliente le cuenta sus penas no le interese pero me parece una actitud tan negativa. Cuando visito a mi  fisio hablo con ella un rato y tenemos una conversación amena mientras me da un masaje, por que somos personas sociables, me cae bien y se que yo le caigo bien, ninguno quiere nada del otro y es por dinero pero a esta gente no la veo tan interesada como si veo a muchas lumis. Que vaya con unos prejuicios tan grandes pensando que le importa una mierda lo que yo le cuente, ni va con unos prejuicios tan grandes prefiriendo que me calle completamente y le deje hacer su trabajo, igual es que si me muero le da igual, es una actitud tan negativa que me da pena la chica.
 
¿Qué le habrán hecho los hombres? ¿la habrá violado su padre de pequeña para pillar ese trauma? ¿tanto putero subnormal hay suelto? Si odias tu trabajo por qué trabajas, tanto te gusta el dinero? A ver si te toca un día el euromillón y revientas. El dinero en esta vida no lo es todo y la excusa del dinero es muy fácil, hay muchas chicas que no ejercen ni por todo el oro del mundo y prefieren barrer escaleras, pero otras ansiosas de ganar bastante dinero prefieren ejercer por considerarlo la vía fácil para ganar pasta rápida. Que suerte no toparme con ella en la cama por que vaya negatividad y vaya asco, no quiero gente que piense así en mi vida pero si considero a muchas profesionales personas maravillosas, yo no tengo prejuicios frente a las chicas que trabajan de esto y mira que muchas son para darle de comer aparte por cómo engañan, engatusan, fingen, sólo quieren nuestro dinero... pero yo voy siempre buscando caer bien y con la mejor de las actitudes para que ambos lo pasemos bien. Se que el cliente es un hombre que ellas no eligen pero ¿no dicen que esto es un trabajo? yo estoy en contra de esta profesión por que considero que no se puede comerciar con el cuerpo al igual que está prohibido vender un riñón, por eso es ilegal. Si le doy asco que me lo diga y me voy que igual a otra lumi no le doy tanto asco, incluso puede haber atracción y el servicio será mejor, pero dudo que yo de asco a nadie, en mi vida he caído mal a nadie, ni le he dado asco a nadie, me valoro y cuido físicamente demasiado como para dar asco a nadie, también cuido mi higiene antes del servicio. Ella si tiene prejuicios respecto a los clientes.

Desprecio dice que siente por todos sus clientes y simpatía cero. Vale que habrá clientes asquerosos pero sentir desprecio por hombres los cuales en ocasiones las tratamos como reinas, quizás tengan prejuicios por haberse topado ese día antes de ti con 4 asquerosos pero yo no tengo la culpa, algunos nos preocupamos por que ella lo pase bien cuando podríamos estar pidiéndoles egoístamente todo el rato prácticas que nos gusten a nosotros y ella que se joda, muchos preferimos dedicarles un rato para que ellas lo pasen bien haciendo nosotros prácticas que ni fu ni fa, que son para ellas perdiendo nosotros parte del dineral que cuestan, a ver que chica hace eso por un chico que acaba de conocer, que parece que las chicas si no te conocen de un mes no les importa tu placer, parece que muchas no muestran la mas mínima empatia por la gente que acaban de conocer, ni que fuese imprescindible conocer a la gente de 20 citas para sentir aprecio por ellos. Gestos así dice mucho del cliente, clientes que charlan con ellas un buen rato, que dedican 20 minutos de la cita en darles un masaje a ellas por ejemplo lo que equivale a 50€, clientes que repiten con una chica por que les calló bien aunque hay montones que follan mejor y son mas guapas, con esa actitud solo fomentas que vayamos cada vez con mas prejuicios y seamos cada vez mas egoístas convirtiendo esto en una mierda, en un asco, en algo tan frío y repugnante. Conozco gente que iba a las citas cuando empezó con una actitud así y al final tras ver el interés de éstas por el dinero, engatusar, engañar, que el cliente les da igual, etc, cambiaron el chip yendo a los servicios a la defensiva, haciéndose fríos y egoístas y quien sale perdiendo son ellas que luego pedirán que se las trate bien y no como coños con patas, eso si que me parece triste, tratar a una mujer, sea lumi o no, como un coño con patas para descargar en ella, yo no las trato así, las trato como personas que son. A saber que la chica con la que estamos solo está deseando que nos vayamos y si nos morimos le da igual. Igual no disfrutan, entiendo que si el cliente no te atrae, no lo has elegido y mas si vas con prejuicios, si es el 3º, 5º, 7º cliente del día poco vas a disfrutar pero muchos ponemos voluntad en que ellas, ya no que se exciten, pues sabemos que pueden estar cansadas, pero si que estén cómodas durante el servicio y no lo pasen mal, por lo menos la intención lo podían valorar.

Dice que todos somos infieles. ¿Y ella que sabe? Hay parejas liberales, hay solteros. Parece que ella será fiel toda su vida, jamás será infiel. Son chicas jóvenes, no saben nada aún de la vida, ¿qué sabrá ella si jamás en su vida va a ser infiel? muy poca gente es fiel toda su vida. Igual en un futuro se come sus palabras, o ejerce teniendo pareja por ejemplo.
 
Entiendo que haya chicas que se puedan sentir así y no debe ser un trabajo fácil para ninguna, todos sabemos que es un trabajo asqueroso para la inmensa mayoría por no decir el 100% y parte de razón tendrá pero como bien decís ella desprende mucha mucha negatividad y generaliza diciendo que todos los hombres que solicitan estos servicios son repugnantes y jamás disfrutará con ninguno de ellos, despreciando a todos sin conocerlos como personas siquiera. Eso es mucho decir por mucho que sea trabajo, al menos podía haber dicho que disfruta con una minoría y cuando no está muy saturada/cansada.
 
También dice que todos los que solicitan estos servicios tienen una sexualidad malísima  goofy . Demasiado afirmar es eso.

Dice que todos somos misóginos y que solo pensamos en nuestra propia satisfacción.

Dice que pensamos que el sexo consiste en eyacular dentro de la vagina de una extraña. Eso es demasiado afirmar.  Aparte si tenemos un tiempo super limitado con ellas tendremos que ir al grano, ¿no? Con una novia podemos ser amantes buenisimos pero sin limitación de tiempo .
 
Qué hombre frustrado y lastimosos debes ser. Un hombre incapaz de crear relaciones profundas e íntimas, en las cuales la conexión sea más íntima que tu eyaculación: ¿Que sabrá ella de las relaciones que hayamos tenido?
 
E igual que hay hombres con prejuicios negativos contras las mujeres y las prostitutas, y tener todos esos prejuicios acumulados no es sano pues te envenena cada día y me parece una actitud de estúpido que no entiende a las mujeres, criticar a todos metiéndonos en el mismo saco me parece de estúpida.

La misma pena me dan estas chicas que los hombres machistas que desprecian a las mujeres y a las profesionales del sexo.
Moderador Madrid
1 usuario da las gracias a Diego69 por este mensaje:
  • rmf35

#6
Amén. Buena reflexión Diego 69.

#7
petarda k se ponga a trabajar 8 h al dia por 1000 a ver que decia
soy putero por vocacion

#8
Completamente de acuerdo con Diego69 :P

Me has ahorrado la replica compi risas

#9
Ponga la experiencia de una escort de lujo que decía cosas similares:


Yo no ejercía a gusto. Y detrás del "telón", lo que generalmente no se muestra a los clientes, pero que yo he visto, NO hay ninguna chica que lo haga con placer. He visto mucha tristeza, por más dinero que cobren o por más guapo que sea el cliente. Y los clientes sólo ven que los recibimos con una sonrisa, con un Hola Cariño (lo que les dicen a todos). Pero cuando se van, muchas veces dicen: este gillipollas tal o cual (yo no contaba cosas intimas de mis clientes, pero sí muchas chicas lo hacían, creo que era como un escape para ellas el hablar mal después de tener que pasar ese rato).

A quién le gusta acostarse con medio mundo? A quién le gusta sentirse como un objeto?...

Además, la prostituta termina conociendo la cara oculta, el lado oscuro de los clientes, ese perfil que nadie conoce, y puede llegar a ser muy decepcionante...así como también es decepcionante la cantidad de hombres comprometidos, con mujeres que van a esos sitios. Empiezas a desconfiar ya por norma de todos los hombres y es algo que deja huella para cualquier relación futura. Por ejemplo se da el caso, y bastante, que para hacer negocios y recibir a ejecutivos de otra empresa, los llevan a esos sitios, para que se diviertan... luego también están las despedidas de solteros... Todo eso, es como para que le revuelva el estómago a cualquiera, piensas: ¿serán cabrones? piensas eso, aunque estés ganando dinero con ellos. Pero ya te resta bastante credibilidad en los hombres.

Luego también está el día a día, que se ve cada cosa..., cosas que revolverían el estómago a cualquier chica. Es muy duro, estar con uno, con otro, con otro, no se pueden imaginar...

¿Por qué no salen de eso? porque es lo que conocen, porque algunas se lo gastará en drogas (porque se ve mucho en esos ambientes, y muchos clientes ofrecen y pagan para que una consuma, si una chica no es fuerte, lo coge), pero otras ahorran para no tener que volver, se espabilan para tomar otro rumbo en cuanto puedan.

Y cada una, y por sus propias vivencias, fuerza de voluntad o tener clara sus ideas, les será más, o menos difícil salir de todo ese mundo.
Moderador Madrid
1 usuario da las gracias a Diego69 por este mensaje:
  • Alfonsov86
Sexo y relax Cleopatra


#10
(28-04-2016, 16:23)Diego69 escribió: Ponga la experiencia de una escort de lujo que decía cosas similares:


Yo no ejercía a gusto. Y detrás del "telón", lo que generalmente no se muestra a los clientes, pero que yo he visto, NO hay ninguna chica que lo haga con placer. He visto mucha tristeza, por más dinero que cobren o por más guapo que sea el cliente. Y los clientes sólo ven que los recibimos con una sonrisa, con un Hola Cariño (lo que les dicen a todos). Pero cuando se van, muchas veces dicen: este gillipollas tal o cual (yo no contaba cosas intimas de mis clientes, pero sí muchas chicas lo hacían, creo que era como un escape para ellas el hablar mal después de tener que pasar ese rato).

A quién le gusta acostarse con medio mundo? A quién le gusta sentirse como un objeto?...

Además, la prostituta termina conociendo la cara oculta, el lado oscuro de los clientes, ese perfil que nadie conoce, y puede llegar a ser muy decepcionante...así como también es decepcionante la cantidad de hombres comprometidos, con mujeres que van a esos sitios. Empiezas a desconfiar ya por norma de todos los hombres y es algo que deja huella para cualquier relación futura. Por ejemplo se da el caso, y bastante, que para hacer negocios y recibir a ejecutivos de otra empresa, los llevan a esos sitios, para que se diviertan... luego también están las despedidas de solteros... Todo eso, es como para que le revuelva el estómago a cualquiera, piensas: ¿serán cabrones? piensas eso, aunque estés ganando dinero con ellos. Pero ya te resta bastante credibilidad en los hombres.

Luego también está el día a día, que se ve cada cosa..., cosas que revolverían el estómago a cualquier chica. Es muy duro, estar con uno, con otro, con otro, no se pueden imaginar...

¿Por qué no salen de eso? porque es lo que conocen, porque algunas se lo gastará en drogas (porque se ve mucho en esos ambientes, y muchos clientes ofrecen y pagan para que una consuma, si una chica no es fuerte, lo coge), pero otras ahorran para no tener que volver, se espabilan para tomar otro rumbo en cuanto puedan.

Y cada una, y por sus propias vivencias, fuerza de voluntad o tener clara sus ideas, les será más, o menos difícil salir de todo ese mundo.


Tiene que ser dificil de salir una vez que se entra en este mundillo y yo creo que la mayoria no acabaran muy bien no ya psicologicamente si no con dependencias,como bien dices muchos las ofreceran para que consuman ya que lo de la fiesta blanca se esta estendiendo,aunque yo chica que lo ofrece chica que descarto como la que utiliza fotos falsas.Tienen que tener mucha fuerza de voluntad o la cabecita muy bien puesta para poder salir,es lo que pienso yo.

#11
Si habla asi de la gente o de los hombres que les dan de comer, que hablaran de los que les importe una mierda, aunque los que nos gastamos la pasta les importamos eso?

#12
Hay que tener claro que las lumis no son psicologas, o que no tienen porque ser amigas, yo conozco a una que hace mil que no la veia, la vi de casualidad, quedamos, follamos y por confianza no es que fuera el mejor polvo, pero quiso darme algo nuevo por su parte, algo que ni me importó porque notas cuando es forzado y hasta me lo recalcó después. Le dije que prefiero estar al otro lado y pasar a ser mas su amigo que su cliente, no tenia faena el otro día y me enviaba was para ver si pasaba a verla con la tonteria de si me habia cansado de ella, si no la cuidaba un poco etc etc etc, paaasssoo. Las hay buenas, malas y piyas, todo depende de cuanto te quieras involucrar en una relación con ellas, sea de amistad o por interés.

Los pensamientos de esta carta, cuadran con los que a veces se pueden oler en el aire, no tan despreciables quizá, pero el interés es mutuo, en algunas es mas visible aun sin dejar de ser serviciales, amables, etc pero es lo que hay. Te encuentras de todo y eso es lo que marca la diferencia.

#13
(24-04-2016, 10:53)Proscrito escribió: petarda k se ponga a trabajar 8 h al dia por 1000 a ver que decia

Al final, la respuesta a esa carta es lo que dice el compi proscrito.

Entiendo que no les guste su trabajo, como tampoco le gusta al camarero o al albañil de turno. Entiendo que finjan para que acabemos antes, aunque es algo que detesto, pero si generaliza de esa manera diciendo que no reciben placer o que no se sienten atraídas, al final nos hacen ir a tiro hecho, entrar, descargar los huevos y salir corriendo, sin charlas, sin masajes o preliminares, lo que viene siendo follar como perros.
Estoy programado para follarte

#14
Yo desde luego es lo que hago. Si tu sabes que estas chicas actúan, fingen, engatusan, por que queda feísimo, no se vosotros pero cuando una lumi te escribe, te dice que a ver cuándo vas a verla, que si ya no quieres verla, que tiene ganas de verte, que le encantaría verte, que te echa de menos, que hoy está libre a ver si quieres ir yo desde luego siento que ella me trata como si yo fuese gilipollas, te tratan de tonto, de ingenuo y eso para mi es una falta de respeto que cuando lo veo alucino (modus operandi de muchísimas lumis pues en este mundillo hay una cantidad bestial de pardillos hablando claro, no todos los puteros claro, que acuden a la prostitución por que por pardillos no se comen un rosco sin pagar y estos son los mejores clientes, los que se dejan mas dinero, los que van cuando ella los engatusa y los que ella ve como menos hombres pero mejores clientes, un hombre que ligue fácil no se gasta cientos de euros en sexo de pago y si lo hace es ocasionalmente por darse algún capricho puntual), yo iré cuando quiera no cuando ella me lo diga.

y como digo, al actuar y fingir es normal que los hombres se coman la cabeza por dar placer a una lumi ya que si no sabes si las señales que te da son reales o fingidas cuando realizas prácticas para satisfacer a la chica, es absurdo intentarlo, te centras en ti y listo, por tanto los polvos para ella por lo general van a ser malos siempre que ella actúe. Claro que es un trabajo y los buenos polvos ya los echa con su novio, follamigo o quizás con algún cliente que le guste y con el que no finja.

El problema es que esto lo hacen por que hay muchos hombres pardillos que engatusan así, les calientan, les dicen que están cachondas, que quieren follar con ellos (se lo dicen por costumbre a todos) y estos se lo creen y van a verlas. Cuanto mas desesperado esté el hombre mas fácil de engatusar y de sacarle el dinero y desde luego, follarán pagando pero ellas lo van a ver como menos hombre al ser mas fácil de manipular, porque no se si sabéis pero cuando un hombre es fácil de manipular (por la propia mujer) es una forma de ponerlo a prueba y descartarlo como hombre apto ya que ¿qué mujer quiere un marido que se deje engatusar por un par de tetas? si en un futuro lo tiene de pareja (no hablo ahora del tema de prostitución) en cuanto aparezca una mujer que lo caliente va a caer, va a ser infiel a su pareja y esto es indicativo de que podría hasta dar prioridad a otra (amante o pendón) antes que a sus propios hijos. Conclusión: todas las papeletas para ser un mal padre = descartado como buen hombre, de ahí que ninguna mujer quiera novios babosos salidos y desesperados que cualquier tía les dice de follar y aceptan por que están necesitados.
Moderador Madrid
sutitutas mileroticos


#15
(24-04-2016, 10:53)Proscrito escribió: petarda k se ponga a trabajar 8 h al dia por 1000 a ver que decia

Muchas veces detrás de ese tipo de odio están las organizaciones feminazis...perdón feministas, que comen el coco. Yo también en alguna ocasión he leído de dos clientes que lofrecieron a una chica de este mundillo un trabajo "normal". Una se rió en su cara al decir lo que iba a ganar (y no estaba mal), y otra aguantó en el trabajo un par de meses o tres y volvió a lo anterior.

Es que claro muchas prefieren ganar 3000-6000 euros al mes que 800 doblando el lomo limpiando edificios o cajeras o incluso 1000 de administrativas.

#16
La que entra por que tiene estómago para aguantar este trabajo y ve que aquí se gana 2000-6000€ ya no quieren volver al mundo laboral normal. En parte la pena es que el mercado laboral esté tan mal, si ellas ganasen por ejemplo 2500€ al mes en un trabajo normal muchas dejarían esto (las que odian esta profesión con todas sus fuerzas y quieren dejarlo inmediatamente por que no aguantan), aunque muchas no tendrán ni estudios para aspirar a ganar eso, pero la que medio lo soporta no lo deja en la vida.

Si tu tuvieses una forma de ganar diariamente 100€ la hora y pudieses desempeñar ese trabajo varias veces al día, poniéndote tu propio horario, trabajando los días que quieras, siendo tu propia jefa, etc, es imposible que lo dejases salvo que te diese un asco atroz atroz y no lo soportes, aunque siempre puedes tener una cierta cartera de clientes que para sacarte 800€ muy difícil no será si eres buena, pero hay chicas que medio lo llevan y aunque no les guste este trabajo si son capaces de soportarlo siguen. Tendría que ser un motivo de muchísimo peso para dejarlo, vamos ni por un novio lo dejarían, si la lumi se echa novio y este no lo acepta, adios relación, muchas chicas no dejarían un ingreso de 3000€ al mes por poner una media por un tío que tíos hay muchos, si lo acepta bien, si no adios, esto me lo han dicho a mi lumis, que por un novio no dejarían la profesión, que tendría que aceptarlo si o si, es triste y arriesgado ser novio de una lumi pero es lo que hay.

Ahora mismo que hay trabajos por 800€ 10 horas al día puteadas por un jefe gilipollas sin vida es absurdo trabajar si tienes alternativas y ganando 100€ la hora por un polvo que pasa volando a ver quién quiere trabajar.
Moderador Madrid

#17
Pongo el comentario de [Solo usuarios registrados pueden ver enlaces Cllick aquí para registrarte] en esta web

[Solo usuarios registrados pueden ver enlaces Cllick aquí para registrarte]

donde critica a la autora del texto:

En cuanto a la denuncia que se hace sobre los usuarios de estos servicios, me parece que todo lo que sea llamar la atención sobre el daño que hace la prostitución, bienvenido sea. La prostitución, por su naturaleza, por ser lo que es, aliena a quienes participan de ella y especialmente a la mujer, cuya dignidad queda expuesta y herida por necesidad. Como estoy convencido de que ese escrito puede contribuir, en cierta medida, a airear la indignidad de la prostitución, creo que es de justicia reconocerlo y aplaudirlo. Ahora bien, yo no me he decidido a redactar estas líneas para dejar constancia de estas fortalezas que gustosamente reconozco, sino para advertir de sus debilidades, que también son importantes y que centro en dos. A mi parecer, en este relato hay mucho de parcialidad y de confusión. Entiendo que adolezca de ambas cosas porque quien lo escribe es alguien que conoce la prostitución por haberla sufrido desde dentro. Ahora bien, precisamente por su parcialidad, por tratarse de un escrito de parte, imprime un sesgo de subjetividad que incapacita a su autora para hacer justicia al problema que denuncia. De otro lado, el hecho de ser confuso no ayuda a entenderlo con amplitud de miras.


1.    La prostitución es cosa de dos partes, la que paga y la que cobra, que necesariamente tienen que ponerse de acuerdo en varias cuestiones (tiempo, lugar, precio, etc.). Siendo así, no parece que sea de justicia cargar las tintas de la deshonestidad solo en una parte, el cliente.

Por más que la autora diga de él –pienso que con toda la razón– que es un misógino, que no ha encontrado el corazón de su sexualidad, que es un mediocre con una idea equivocada de la misma, que es un hombre frustrado y lastimoso, etc., la prostitución no existe “solo” porque haya hombres así, muchos o pocos; la prostitución existe porque hay hombres así que tienen con quien ejercer toda esa mediocridad y depravación. Yo sí creo que la responsabilidad entre quien paga y quien cobra pueda –según los casos– ser muy desigual; estoy convencido de que muchas mujeres no se prostituirían si no se vieran abocadas a ello, que muchas están ahí por explotación y engaño, por violencia y miedo, por proxenetismo… pero, insisto, hacen falta dos partes. El mal de la prostitución no se acabará nunca, pero si hay que luchar contra él, hay que partir de que el frente de lucha no es uno solo, sino dos; insisto, el frente en el que están los que pagan y el frente en el que están los que cobran.

Lógico, ellas echan la culpa a los clientes pero ellas se dejan denigrar como mujeres, cuya dignidad queda expuesta y herida y ellas lo deben permitir para poder trabajar de esto, dejándose usar como trozos de carne con coño, como simples muñecas para descargar sobre ellas.

2.    La autora de esta carta, Tanja Rahm, hace una distinción muy atinada entre dinero fácil y dinero rápido. Dice ella que la prostitución genera dinero rápido pero no fácil. La idea de dinero fácil la presenta como dolorosa, la de dinero rápido como atrayente y apetecible; de hecho, confiesa, que este era su único objetivo: “lo único en mi mente era hacer dinero, y rápido”. La pregunta es por qué el dinero adquirido rápidamente le parece justificado. No conozco ningún código ético que propugne las ganancias obtenidas con rapidez. Si la rapidez justificara el lucro, habría que justificar el asalto. Las ganancias se justifican o no por otros criterios: licitud de la actividad, legalidad, cumplimiento de contrato, calidad del producto o el servicio, etc. El criterio de rapidez, si es criterio para algo, es para sospechar de las fuentes de los ingresos cuando estos son cuantiosos. El dinero que procede del ejercicio de una actividad honrada (fuera de excepciones muy escasas) no acostumbra a llegar con facilidad, sino con esfuerzo, ni con rapidez, sino a costa de tiempo.
 
Malísima profesional si ella se dedicaba a esto dando un servicio el cual, como bien dice, trataba de hacerlo lo mas rápido posible, de forma lamentable, sin sentir, piloto automático, con ganas de que el cliente se corriese y se fuera, timando al cliente en definitiva. Si odias tu trabajo serás malo a la fuerza y no valdrás para esto.

3     La tercera cuestión es la consideración de la prostitución como un trabajo. En cuatro ocasiones se emplea las palabras “trabajo” o “trabajar” para referirse a la actividad en la que se ocupaba Tanja Rahm. Pues hay que decir que no lo es, la prostitución no es un trabajo. No lo es si entendemos por trabajo una actividad digna. Ya sé que desde hace unos años hay una corriente social que tiene cada vez más fuerza y más adeptos que propugna blanquear laboralmente la prostitución añadiéndola, como si fuera una más, al catálogo de profesiones. No es de desear, pero sí es esperable que esta corriente vaya en aumento y prospere, pero la verdad de las cosas no depende de las etiquetas que le pongamos. La verdad de las cosas depende de su naturaleza, de lo que las cosas son por sí mismas, no de nuestra denominación. Si por trabajo entendemos la ocupación lícita con la cual se realiza la persona, al tiempo que sirve de fuente de ingresos gracias a los cuales poder vivir, entonces la prostitución no es una profesión ni un trabajo equiparable a cualquiera de los que habitualmente desempeñamos y conocemos. Que es una ocupación, sí; que está remunerada, también; que muchas de las que la ejercen no tienen otra salida, hay que concederlo; que dignifica y realiza a quien la ejerce, no.
 
No hará falta esforzarse en explicar que también un timador, un sicario, un terrorista, un atracador, etc., se dedican a actividades de las que viven, que llenan su tiempo y están bien pagadas, pero esas actividades no merecen ser llamadas trabajos como lo son las ocupaciones de quienes hacen el pan, conducen un autobús, limpian la ciudad u operan en un quirófano. Si los primero fueran trabajos dignos, como lo son los segundos, no habría motivos para perseguirlos; y si la prostitución fuera un trabajo en ese mismo sentido, no se entiende por qué habría que luchar contra él o lanzar una soflama condenatoria contra los clientes, como hace la autora del escrito referido, cargada de razón. ¿Cómo se sabe que un trabajo es digno o indigno? Eso no se sabe por los ingresos que genera, sino por los efectos benéficos o dañosos que produce en quienes lo practican y en sus destinatarios.
 
Comerciar con el cuerpo está prohibido al igual que está prohibido vender un riñón.
 
4.    En cuarto lugar hay otras dos cuestiones de fondo, de mucho más peso, de muchos más quilates que las tres anteriores que acabo de exponer. Me refiero al significado del cuerpo y su relación con la unidad de la persona. Ella no habla expresamente de ello, no emplea ninguna de estas expresiones, “significado del cuerpo” o “unidad de la persona”, pero ahí está encerrada la almendra de todo este asunto.
Lo sepa ella o no, lo que sí hace es caer en un error muy extendido que es el dualismo antropológico, que consiste en entender a la persona desdoblada entre su parte material e inmaterial; entre sus carnes y su psicología, o por mejor decir, entre su cuerpo y su alma. Esta manera de pensar a la persona humana, como si fuera el resultado de sumar sus dos partes constitutivas y autónomas, cada una con sus propias leyes y funcionamiento, tiene un largo recorrido teórico en nuestra tradición filosófica, alcanza su punto más alto con Descartes y cuando se lleva a la práctica produce los desastrosos efectos que experimenta esta mujer, aunque ella tal vez no acepte esta explicación.

Cuando Tanja Rahm le dice al consumidor “mientras tú te tumbabas ahí, mi cabeza estaba siempre en otra parte”, ya se entiende que no se refiere a la cabeza física sino a todo su mundo interior: afectos, sentimientos, expectativas, etc. Pero al decir esto está confesando su desdoblamiento imposible. Sería algo así como si el condenado le dijera al juez que poco le importa la condena porque aunque encierre su cuerpo entre barrotes, no podrá encerrar su alma. Que nadie se haga ilusiones en este punto: donde pongamos el cuerpo, ponemos a la persona; lo que hagamos vivir al cuerpo se lo hacemos vivir a la persona, porque en este mundo, la persona humana sin cuerpo no existe. La Antropología Filosófica ha señalado dos cometidos en el papel del cuerpo: insertar al hombre en el mundo y posibilitar nuestra relación con la realidad. El cuerpo no es un apéndice material que le cuelga al alma. Todos tenemos experiencia de que somos más que nuestro cuerpo, pero el cuerpo no es un añadido al ser personal. Mi cuerpo no es la totalidad de mi yo pero sí es mi yo en su materialidad. Por eso, el cuerpo no es una cosa a la que podamos dar tralla al tiempo que dejamos indemne al resto de la persona (se autoengaña). No se puede, sencillamente no se puede. Si el cuerpo no tuviera el carácter personal que tiene, una caricia auténtica hecha al cuerpo, no se clavaría en el alma alegrando la existencia. Si el cuerpo no tuviera el carácter personal que tiene, ¿por qué habría que condenar la tortura y perseguir al torturador? Si el cuerpo no fuera personal, ¿por qué considerar depravado a un negrero que a fin de cuentas lo que hace es comprar y vender cuerpos?
Moderador Madrid

#18
(23-04-2016, 16:02)Diego69 escribió: Si piensas que alguna vez me he sentido atraída por ti, estás terriblemente equivocado. Nunca he deseado ir a trabajar, ni siquiera una vez. Lo único en mi mente era hacer dinero
Está claro que en muchos casos, al no seleccionar a los clientes no disfrutas por que simplemente no hay atracción y muchos otros motivos pero digo yo que con una minoría de clientes no sólo que podrás disfrutar si no que trabajas en algo que te aporta experiencias sexuales con desconocidos y eso la verdad es que mola, aunque molen un 1% de tus servicios por que sólo un 1% te atraigan y te sepan tratar de verdad, aunque el otro 99% de los casos sean un coñazo.
Si te niegas, resignas y ciegas en que es trabajo y no placer al final no vas a disfrutar de tu trabajo que es donde pasas muchas horas al día. Está claro que en el 95% de los casos será desagradable pero creo que si con ese 5% de clientes buenos disfrutas de verdad, aparte de dar mas realismo a los servicios, que es lo que los clientes quieren, al menos de vez en cuando con algunos clientes lo pasarán en grande de verdad y disfrutarás trabajando.
Si estás negada y asqueada y actúas en todos tus servicios, todos tus servicios te desagradan, te autoconvences de que no sientes atracción hacia ningún cliente, de que odias ir a trabajar, odias tu trabajo y la única motivación es el dinero acabarás mas quemada que la moto de un hippy.
Pero bueno yo sólo comento desde el punto de vista del cliente, no tengo ni idea de lo que tendrán que aguantar y pasar como profesional, ni de lo que su cabeza pensará tras cada servicio o lo que tendrá que aguantar psicológicamente trabajando de esto.
Moderador Madrid

#19
Chicos he leido todo y me ha parecido interesantisimo todo.Muchos de los argumentos q se han escrito son de enmarcar.Gracias por vuestros aportes.Lo de la lumi de la carta(sin comentarios).Por un lado,me ha dado hasta pena su gran fustracion.Pero por otro lado ha echado mucha mierda por su boquita,que se hubiera puesto a limpiar escaleras y que deje de despotricar como una yegua.En fin...muy buen tema.
1 usuario da las gracias a don vito por este mensaje:
  • ñañez

#20
curioso los tios siempre decimos si fueramos mujeres k putas ivamos a ser

ser puta no es facil k no les gusta el contacto pos a puta callejera 10 m pa xupar y follar y poco sobeteo y baboseo 

coño es k mejor si cobro 50 o 100 k 10 o 20 mejor aguantar a 4 o 5 clientes k a 20 

entonces lo mismo k me xupen y me baben un rato k luego me lavo y ya esta
soy putero por vocacion



Marcadores



Sexo y Relax Foro lumis foro putas

Contáctanos Política de privacidad Aviso Legal Sindicación RSS Volver arriba ©2015-2016 ForoLumi Estilo:


Forolumi.com website reputation Libre de virus y SPAM Certificado SSL