X

Buscador de Anuncios, introduce Nombre o Teléfono de la Lumi: ( mileroticos.com, sustitutas, NuevoLoquo, Slumi, tuscontactos, Desseo)

Relaciones superficiales de usar y tirar

#1
Hoy por hoy está a la orden del día cada día somos mas individualistas, mas egoístas, aguantamos menos, las relaciones duran cada vez menos, como dice el artículo: 

Ahora se ha vuelto todo muy loco. Antes, hace cuatro o cinco años, podías encontrar a alguien, te ibas conociendo, charlabas a lo mejor unas noches y después quedabas, pero no te acostabas necesariamente en la primera cita. Te dabas la oportunidad de conocer a esa persona, había cierto interés. Ahora quedas a las dos horas y te vas a la cama. Relaciones de usar y tirar. La gente piensa: "Para qué me voy a comprar una camiseta en Zara si por lo mismo tengo cinco en Primark", y con el sexo pasa igual, es pavoroso cómo va ahora de rápido. Encuentras a un tipo con el que te lo pasas bien, te acuestas con él y te diviertes, y él en vez de querer volver a verte, prefiere irse con otras.

Os dejo el link: [Solo usuarios registrados pueden ver imágenes/enlaces Click aquí para registrarte]


"Conoces a mucha gente por internet pero son relaciones de usar y tirar"




Fui muy feliz con mi marido hasta que dejé de serlo.Yo tenía 38 años, llevábamos 12 juntos y nuestra situación, con dos niños pequeños, parecía idílica. Pero la vida, sobre todo a nivel sexual, era muy aburrida. El sexo no tenía mucha importancia para mí entonces. Me daba igual hacerlo una vez a la semana que una al mes. Me salió un nuevo trabajo, empecé a conocer a gente, a ver que había otros hombres en el mundo y que me hacían caso. Y mi marido seguía en lo mismo, en su familia, en su matrimonio... Y así se precipitó todo un poco, se hundió primero la vida sexual y luego lo demás. Lo dejamos acabar entre los dos sin que ninguno hiciera nada por arreglarlo. De eso sí me arrepiento un poco, habríamos podido explorar opciones, como abrir la pareja para acostarnos con otra gente. Igual nos hubiera funcionado, quizá yo me habría tranquilizado y luego dado cuenta de que quería seguir con él.

Me acosté con un compañero de trabajo y fue un cataclismo total: descubrí el sexo en toda su potencia. Eran unos orgasmos estelares. Si eso lo unes a que tu matrimonio va mal, ya no hay vuelta atrás. El sexo es una fuerza muy poderosa que te arrastra, me hizo tambalear hasta los cimientos.

Con él me di cuenta de lo que es sentir una atracción física brutal hacia alguien. A mi marido lo había querido, lo había admirado, pero no había tenido esa pasión animal. Antes de separarme nunca lo había hecho más de una vez seguida.

Ya llevo siete años sola y habré estado con 30 o 40 parejas. Desde que me separé no he pasado más de 20 días sin nadie. Hay gente que dice: "Llevo cuatro meses sin sexo", y yo pienso: "Se te pasa la vida, te van a salir telarañas...". Hoy en día cada vez se acepta más que una mujer tome la iniciativa, pero todavía sigue habiendo esa actitud machista de que una mujer que pone las cosas fáciles no merece la pena, que vales más si tardas tiempo en acostarte.

Ahora me encuentro en mi mejor momento, en la plenitud sexual. Me gusta estar viviendo esto con los deberes hechos, mis hijos ya mayores, sin el estrés de tener que encontrar un padre. Tengo la custodia compartida, así que en la semana que están los niños no salgo con nadie, y la semana sin ellos me doy a la fiesta, así que disfruto lo mejor de ambos mundos.

En estos años he ido encadenando a gente que he conocido en la vida real con los que llegan a través del maravilloso mundo de las 'apps'. He tenido dos relaciones estables de año y medio, una vino de 'Meetic', que antes servía de verdad para encontrar novio. Disfrutábamos de buen sexo, pero lo dejé porque él quería tener hijos. 

Luego empezó un periodo de locura porque usaba 'Tinder', 'Adoptauntio' o 'Happn'. Conocí a muchos con los que salía una o dos semanas, incluso un mes. También he ido enlazando relaciones de una noche con hombres a los que conocía en bares. Y además tengo un 'follamigo' con el que quedo de vez en cuando. Por lo general, prefiero ir a sus casas porque así puedo marcharme cuando quiero. Siempre que me acuesto con alguien llego al orgasmo, a pesar de que en general ellos son bastante malos en la cama.

Me gustan los hombres que no titubean, seguros de sí mismos, que saben lo que hacen. Algo de lo que me he dado cuenta es de que están muy asustados. Hemos tomado un papel tan dominante en el sexo que andan descolocados y nos tienen miedo.

Para que te vaya bien hay que ser un poco geisha, te invitan a cenar, apareces ideal, entablas conversación y luego te vas a la cama. Vuelves a tu casa y tienes que mantener el rol tradicional, porque si llamas tú parece que agobias, así que tienes que esperar a que te contacte. Sin compromiso: una vez le pedí a uno de ellos que me comprara suavizante para el pelo y ya no volvió a llamarme.

No me siento utilizada porque yo también actúo igual. La gente que conoces en las redes no desea ataduras de ningún tipo, da igual la edad que tenga. No te lo dicen abiertamente, te explican que no saben bien lo que quieren... Está claro que ahí no vas a encontrar una pareja estable. Eso ocurre con las 'apps'. Y además es muy adictivo, porque me quejo de este sistema de ligar, pero luego llega un viernes por la tarde y me pongo a buscar a alguien para quedar, aunque solo sea para salir y pasarlo bien. Si no quieres pasar en casa un sábado por la noche, siempre encuentras plan.

Tengo que reconocer que mi planteamiento es contradictorio, porque detrás de cada relación ocasional, aunque sea con un chico de 29 años, busco algo más: que me quieran. Soy así de tonta, aunque creo que muchas mujeres piensan de esta manera. En el fondo siempre deseo que me llamen otra vez, soy una 'destroyer' romántica. Eso no quita para que en ciertos momentos busque sexo por sexo.

Ahora mismo, después de siete años, empiezo a estar cansada de esta vida. A veces me siento como un trozo de carne. Llego a pensar para qué leo, para qué voy al cine..., si a ellos les da igual. Eres la mujer más maravillosa del mundo hasta que te llevan a la cama.

Hay gente a la que se le ve mucho el plumero porque solo quiere sexo, y eso no me gusta, necesito que sientan algo de atracción real por mí. Preguntas: "¿Qué has visto en mí?". Y te responden: "Que vivimos cerca". 

Decepción.


Ese es el plan hoy para muchas mujeres: por una parte esta libertad resulta buena, porque te abre un mundo de posibilidades. Imagínate cómo estaban antes las mujeres de 45 años, ahora puedes conocer a gente muy diversa y quizá encuentres a alguien, o por lo menos te lo pasas bien. Por otra parte, sin embargo a veces pienso qué hago buscando entre tanta mediocridad. O incluso por qué no me quedo sola. Y supongo que la respuesta es que me aburro y este tipo de relaciones esporádicas suponen un entretenimiento como otro cualquiera. Todavía me siento joven, a lo mejor cuando tenga 60 años cambio de opinión, pero ahora quiero aprovechar. Hay muchas cosas que me quedan por hacer, incluso ¿por qué no un trío? En cualquier caso a los 45 años he descubierto algo que cuando tenía 30 no imaginaba, y es que el sexo no termina con la edad ni muchísimo menos.
Moderador Madrid

#2
INTERESANTE ARTICULO.PARA REFLEXIONAR.Hoy en día el rol de la mujer no tiene nada que ver con el de hace 2 décadas.



Marcadores



Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)

Contáctanos Aviso Legal Sindicación RSS Volver arriba ©2015-2017 ForoLumi Estilo:


Forolumi.com website reputación Libre de virus y SPAM Certificado SSL